Wislawa Szymborska

Poeta polaca del siglo XX.




«De cien kilos es el corazón de la orca, pero no le pesa». Esta es una buena frase para presentar la obra de Wislawa Szymborska.

Wislawa Szymborska nació el 2 de julio de 1923, en una localidad de Polonia que se encuentra cerca de la ciudad de Poznán. Es recordada por haber compuesto obras de innegable valor literario explorando diversos géneros, tales como el ensayo, la poesía, la traducción y la crónica.

En 1996 fue condecorada con el Premio Nobel de Literatura. Si bien esto supuso una rotunda visibilidad en su obra, la propia Szymborska expresó en varias entrevistas que durante el período posterior al anuncio, teniendo que exponerse a innumerables entrevistas y apariciones mediáticas, se sintió absolutamente aturdida y enfadada consigo mismo por la aceptación del galardón.

La obra de Wislawa Szymborska

La poesía de Wislawa Szymborska tiene dos cualidades que la vuelven insólita e incomparable. La primera es que se construye de un lenguaje cotidiano que podemos comprender a simple vista. La segunda, con esas palabras del día a día fue capaz de conformar una obra única, que arrasa nuestros sentidos y nos obliga a pensar en el lenguaje como material susceptible de ser transformado en sentidos.

En la obra de Szymborska se notan dos momentos bien definidos. Una primera etapa de intimismo en la que destacan libros como Busco las palabras o Preguntas planteadas a una misma. Y una segunda etapa mucho más social donde hay una búsqueda poética de lo colectivo y lo vital; podrías señalar libros como Por si acaso, Aquí y Un gran número, entre otros.

Wislawa, que vivió prácticamente toda su vida en Cracovia ha escrito los poemas más hermosos y sencillos de la poesía universal y es una autora que nadie debería perderse. Humildemente como llegó, como se atrevió a posar cuando le entregaron el Nobel de Literatura, antes de regresar a su pequeño apartamento de Cracovia. Humildemente como vivió se marchó de este mundo, el 1 de febrero de 2012.

Ojalá que seamos capaces de imitarla. Ojalá que tomemos esta sentencia como lema: «No importa cuanto dure la vida, el curriculum ha de ser breve».

Pensando en eso no hemos querido aturdiros con fechas y nombres, simplemente contaros quién fue Szymborska y, lo mejor, dónde podéis descubrirla por vuestros propios medios.

0 Comentarios