Biografía de Shirley Jackson

Escritora española que cultivó el Género de Terror.



Biografía de Shirley Jackson

Shirley Jackson es una de las narradoras de terror más interesantes de la literatura estadounidenses. En ella se han inspirado algunas de las voces que más han calado en la tradición del género y sus obras siguen siendo reeditadas por algunos de los sellos más relevantes de la literatura contemporánea.

Jackson nació el 14 de diciembre de 1916 en un pueblo del estado de Vermont. Vivió allí hasta la adolescencia, momento en el que se mudó a New York. La extrañeza del nuevo sitio seguramente la marcó tanto que se convirtió en uno de los temas que atravesarían su escritura.

De pequeña, Shirley se sentía rara y esto la llevó a desear más la compañía de los libros que de los niños. Esto provocó un gran descontento en su madre, y fue el inició de una relación conflictiva que duraría para siempre. No obstante, esta inclinación por los libros y la soledad le permitieron a Shirley encontrar su vocación y en el futuro convertirse en una de las escritoras más valiosas de su país.

Una de las cosas que siempre se dicen de Jackson es que no le gustaba aparecer en los medios. Rechazaba las entrevistas y no le interesaba promover su trabajo. Además, estaba convencida de que un buen escritor no necesita explicar sus libros, porque ellos se explican perfectamente solos.

Shirley Jackson falleció el 8 de agosto de 1965 de un ataque al corazón. Tenía tan sólo cuarenta y ocho años pero sufría de sobrepeso y era una fumadora compulsiva: sin duda estas dos cuestiones afectaron severamente su salud.


La obra de Shirley Jackson

Con un talento extraordinario para controlar la tensión en sus relatos, seguramente Shirley es la autora americana con más capacidad para trabajar el género de terror. Sus obras fueron material de alta influencia para los autores que actualmente se destacan en el género, tales como Stephen King, Richard Matheson y Joanne Harris.

En la obra de Jackson hay un gran interés por lo que se esconde de la superficie, un espacio muy fructífero para el terror que ella supo trabajar y cuidar hasta el mínimo detalle.

La violencia es otro de los temas que interesa a Jackson, y sobre todo, la violencia sin sentido, la que se da en el seno de las propias familias y que no tiene un objetivo nítido pero es evidente que es innecesaria.

Entre sus obras no podríamos olvidarnos de La lotería, La maldición de Hill House, La carretera a través de la pared. Hay que leerla para entender su inmensidad. En este artículo tienes más información acerca de algunas de sus obras.

0 Comentarios