3 autoras lesbianas que no deberías perderte

Te recomendamos tres relatos de autoras españolas en torno a la obra de escritoras universales.



3 autoras lesbianas que no deberías perderte
Foto: Murray Magazine

Hay tres cuentos en Ábreme con cuidado (Editorial Dos Bigotes) que me han resultado especialmente jugosos. Creo que no se ha hablado lo suficiente sobre esta antología que se propone como una búsqueda de la genealogía femenina a través de las voces de varias autoras, en forma de ficción. Un trabajo cuidadoso e interesante que nadie debería perderse. Me quedo con estos tres cuentos, pero en realidad casi todos merecen la pena. Comparto esta reseña de Rocío Martínez en Murray Magazine, de donde he tomado también la foto de arriba, porque es realmente hermosa.

Pilar Bellver y Virginia Woolf


A Virginia le gustaba Vita es un relato extraordinario de Pilar Bellver que forma parte de esta antología. Quien no haya leído a Bellver, debería, y esta historia puede ser una maravillosa forma de empezar.

Bellver comienza diciendo que como lectora siempre ha querido acercarse a las mujeres detrás de los libros, para intuirlas desde lo corporal y no sólo desde lo literario. Este deseo es el que la lleva a construir una historia de amor entre Virginia Woolf y Vita Sackville.

Pero no todo es fantasía. Y aquí reside la maravilla: Bellver se aferra a escritos de Woolf y a datos biográficos para construir un cuento romántico extraordinario a medio camino entre realidad y fantasía. A través de la lectura podemos encontrarnos con los miedos que llevaban a la escritora de "Orlando" a mostrarse cauta ante una relación que seguramente la llevó del placer más intenso a la angustia más grande.

Bellver escribe como una diosa. Consigue que te metas en la historia y que disfrutes de la trama con todos los sentidos. Asimismo, nos ofrece un texto que goza de una exquisita bibliografía. Donde no se salvan los malos traductores que han aplastado la voz clara de Virginia y donde también encontramos exquisitas recomendaciones para hacernos con algún otro libro en que encontrarnos con la Woolf.

Entre Virginia Woolf y Vita Sackville hubo una relación de muchísima pasión que era iluminada por el conocimiento de un entorno parecido. Hijas de las clases aristocráticas de aquella Inglaterra Victoriana, las dos mujeres quisieron a toda costa distanciarse de ese mundo. El viaje con Bellver consiste en acercarnos al pensamiento victoriano y a la gran influencia que Vita y su hermosa casa de Knole Park tuvieron sobre ella.




Clara Asunción García y Patricia Highsmith


El segundo relato escogido de Ábreme con cuidado es en un tono totalmente diferente. Se trata de "#Marimaryeva", de Clara Asunción García, un relato precioso de iniciación amorosa entre dos jóvenes que se conocen desde niñas pero que a causa de las represiones sociales han evitado poner en palabras su deseo.

A lo largo de la historia no sólo disfrutamos de un manejo buenísimo de la tensión entre las dos protagonistas sino que García hace un lúcido cruce entre su historia y la de Carol y Therese, los personajes de Carol de Patricia Highsmith.

Entre los elementos que mejor maneja García quiero destacar ese deseo de sobrevivir a los propios miedos y de aceptar los deseos. La protagonista se siente más cobarde que la de su novela favorita y sin embargo, lo único que desea es revivir esa historia pero con la persona que ella ha elegido hace muchísimos años atrás.

Es un relato precioso con final feliz que reivindica el amor adolescente y su pasión como punto de partida para el entendimiento de la vida.




Gloria Fortún y Aphra Behn


El último relato es «Palimpcesto», de Gloria Fortún. Y entre las cosas más interesantes de esta lectura hay que destacar un nombre: Aphra Behn.

El cruce literario entre relato y autora es acertadísimo en este caso. No sólo porque Behn como escritora tuvo una relevante importancia en la literatura anglosajona, sino también porque es un ejemplo de mujer valiente e independiente, por lo que se merece nuestra atención. Según los registros históricos, Aphra Behn fue la primera escritora que se ganó la vida en el oficio.

En el relato de Fortún, podemos recorrer la vida y las circunstancias de una autora de nuestro tiempo, con sus conflictos amorosos, sus dudas existenciales y una gran pasión: la obra de Behn.

Es éste un texto fabuloso en el que podemos descubrir algunos de los aspectos más interesantes de la obra de la escritora inglesa mientras disfrutamos de una exquisita narración.

3 autoras lesbianas que no deberías perderte

0 Comentarios