Biografía de Agota Kristof

Autora de origen húngaro con una obra amplia atravesada por el exilio.



Biografía de Agota Kristof

En la literatura europea de mitad del siglo pasado hay numerosos autores que han escrito sobre las dictaduras y las muchas formas de opresión de los pueblos. Agota Kristof fue una de ellas, y nos dejó extraordinarios libros en los que podemos reflexionar sobre el peso de la violencia en la construcción de la identidad.

Agota Kristof nació el 30 de octubre de 1935 en Hungría. En su ciudad de origen, Neuchâtel pasó su infancia y adolescencia.

Durante su juventud estuvo vinculada a la Revolución Húngara; no obstante, cuando se firmó el Pacto de Varsovia y la revolución fue machada, Kristof tuvo que huir. Se exilió junto a su marido y su hija de cuatro meses, en Suiza. Vivió el resto de su vida en este país.

Su trayectoria literaria comenzó en el terreno de la poesía y el teatro. Y lo hizo desde el exilio: el tema principal en toda su obra. Agota asumió la lengua francesa para su obra y toda su escritura se desarrolló en ese idioma.

Kristof falleció en Suiza el 27 de julio de 2011 a los 75 años.




La obra de Agota Kristof


El trabajo literario de Agota Kristof reúne experiencias personales con un aire de ficción. Hay un latido colectivo muy presente, donde la memoria es un ingrediente fundamental.

Tanto la invasión nazi como la soviética en las décadas del cuarenta y del cincuenta, son dos elementos que marcaron la historia de su tierra y su literatura. Leerla es adentrarse en un universo que se raja cuando el abuso de poder y el colonialismo avanzan.

Si lo que buscamos es un documento más historicista tendremos que leer su tríptico Claus y Lucas, formado por las novelas El gran cuaderno, La prueba y La tercera mentira. No obstante, la obra de Kristof es amplia y variopinta, y no deberían quedarse fuera de nuestras lecturas obras como La analfabeta y No importa.

Al leerla podemos disfrutar no sólo de una narración colectiva amplia sino de tramas con interesantes giros que nos animan a mirar las cosas de una forma reflexiva. Algunos de los temas sobre los que vuelve una y otra vez son la familia, la lengua materna, la memoria y la identidad.

0 Comentarios