Biografía de Sergio Chejfec

Escritor argentino del grupo literario «Shanghai».



Biografía de Sergio Chejfec

La literatura argentina posterior a la dictadura militar se caracteriza por presentar una clara dislocación respecto a lo existente hasta el momento. Un momento de ruptura que permitió el surgimiento de una nueva forma de contar y mirar la realidad. Entre esos autores se encuentra Sergio Chejfec.

Sergio Chejfec nació en Buenos Aires en 1956. Es un fabuloso narrador, que más que un contador de historias es un director teatral, que pone en escena las inquietudes de los personajes y nos anima a vivir a través de ellos con un estilo desafiante intelectualmente.

Su aterrizaje en el mundo literario, sin embargo, llegó tarde. Publicó su primera novela después de los treinta años (¡un buen ejemplo de lo poco que importa la precocidad!). Antes de convertirse en escritor, Chejfec trabajó de librero, taxista y secretario, a la vez que cursaba la carrera de Letras en la Ciudad de Buenos Aires.

A los 34 años se mudó a Caracas y en 2005 a New York, donde todavía reside, compaginando sus responsabilidades como profesor en la NYU con su escritura. Sin duda, es uno de los escritores ineludibles de su generación.

En lo que respecta a su carrera literaria, Chejfec ha cultivado el ensayo, la poesía y la narrativa, destacándose como uno de los mejores narradores de su generación.



La obra de Sergio Chejfec


En la obra de Chejfec encontramos títulos fabulosos como Lenta biografía, Moral, Los incompletos, El punto vacilante, Sobre Giannuzzi, Teoría del ascensor, Mis dos mundos, La experiencia dramática y 5.

Uno de los rasgos fundamentales de sus obras es que en ellas no importa tanto lo que sucede sino la forma en la que las experiencias afectan la forma de mirar de los personajes. La reflexión y la geografía son dos elementos de los que Chejfec tira constantemente para sorprendernos con un estilo propio, absolutamente exquisito.

Algunos de los temas que aparecen constantemente en la obra de Sergio son la herencia (de qué estamos hechos y qué no nos es propio) y la memoria (el discurso del que nos armamos para sobrevivir). Sobre ellas vuelve con frecuencia invitándonos a contemplar diferentes formas de afrontarlas, con un tinte de imaginación que consigue que sus libros provoquen en nosotros una atracción hipnótica.

0 Comentarios