Biografía de Willa Cather

Escritora estadounidense que ganó el Premio Pulitzer por su novela «Uno de los nuestros».




En la literatura estadounidense son muchas las autoras que se han ocupado de la memoria. Willa Cather es una de ellas: fabulosa narradora, capaz de fundir ficción con experiencia y de ofrecernos obras sumamente conmovedoras.

Willa Cather nació en Virginia el 7 de diciembre de 1873, en el seno de una familia aventurera. Cuando tenía 9 años su padre tomó la decisión de irse con toda la familia a vivir al corazón de Nebraska, a un campo rústico, donde la niña descubrió la dura vida de los hombres y mujeres que habitaban el interior del país.

En 1923 Cather fue condecorada con el Premio Pulitzer, por su obra Uno de los nuestros, que es definitivamente, una de las más importantes reflexiones sobre la guerra y sus consecuencias que hemos leído jamás.

Desde pequeña descubrió su pasión por la lengua; tanto es así que su educación se orientó hacia el periodismo y el estudio de las lenguas clásicas. Trabajó durante mucho tiempo de profesora y periodista, hasta que decidió abandonar estas profesiones para entregarse en cuerpo y alma a la literatura.

En lo que respecta a su vida íntima, se conocen pocas historias amorosas en torno a Willa Cather: la que mantuvo con la atleta Louise Pound y la que la llevó a mudarse a New York, un amor duradero junto a Edith Lewis. Cuando Cather falleció Lewis asumió el legado de su obra y continuó trabajando por mantener viva su memoria.

Cather falleció en New York el 24 de abril de 1947. Continúa siendo una de las autoras más relevantes de la literatura de su país.



La obra de Willa Cather


Willa Cather es una autora que se ha ocupado de un montón de gente totalmente olvidada por la literatura. Sus libros son verdaderos retratos de la vida rural y de las ambiciones aventureras de los que hicieron posible la consolidación del país después de la guerra.

Algunos de sus libros más importantes son Una dama extraviada, La casa del páramo, Cuentos góticos, Mi enemigo mortal, Pioneros y Mi Ántonia.

Entre los rasgos más significativos de su obra cabe mencionar que valiéndose de un lenguaje sencillo es capaz de crear fascinantes retratos y tramas que te calan hasta lo más hondo. Las descripciones de la Nebraska rural son verdaderamente exquisitas. Además, vivió de forma totalmente sencilla, siendo una mujer valiente y auténtica. A través de su obra consiguió mostrarnos que es posible un mundo más justo y diverso. Que nadie deje de leerla.

0 Comentarios