10 autoras contemporáneas para leer en el Día de las escritoras

Te damos algunas buenas razones para leer a estas diez escritoras.


Por un día se hablará sólo de escritoras. No está mal. Aunque no es precisamente lo ideal. Es decir. Que todavía sean necesarios artículos en los que se visibilice el trabajo de las escritoras, como si hubiera que demostrar que existen, que existieron siempre y que no se van a marchar, parece una locura. Pero mientras vivamos en un mundo donde los derechos no son iguales para todas y donde existan personas que piensen que la literatura escrita por mujeres no habla de nuestra conciencia universal sino de "cosas de mujeres", serán necesarios nuestros textos y nuestra lucha. Aquí van, entonces, 10 recomendaciones de autoras contemporáneas para leer en el Día de las Escritoras, y siempre. No menciono otros libros y autoras que son maravillosos, pero sobre las que ya he escrito en textos anteriores, como 5 poemarios de mujeres y Algunos libros para llevarnos a las vacaciones. ¡Leamos más y recomendemos sobre todo a aquellas mujeres que están haciendo historia hoy!

Siri Hustvedt

De todas las autoras contemporáneas, la Hustvedt es mi favorita. Cada vez que me zambullo en una obra suya aprendo cosas nuevas sobre nuestro comportamiento y disfruto de su creatividad y su ingenio para componer obras sólidas y consistentes. En su obra el cruce entre lo biológico y lo vivencial es uno de los temas más interesantes, y la forma en la que consigue matizar y amasar las reflexiones conforme avanza la trama me parece verdaderamente alucinante. Toda la obra de Siri Hustvedt es fabulosa pero su novela Todo cuanto amé es una de mis favoritas. En ella hay no sólo una historia bien trabajada sino interesantes reflexiones en torno a la memoria selectiva. Siri apunta interesantes razonamientos en torno al duelo, a la esquizofrenia y a las relaciones amorosas. Su visión universal del arte y de la vida me parece la más lúcida del momento literario. Y estoy segura de que es una de esas autoras más sabias e inteligentes de nuestro tiempo. ¡No dejes de leerla!

María Negroni

Negroni es una poeta argentina fascinante. Tiene una obra extensa y una poética peculiar donde lo maravilloso se encuentra con el asombro y la curiosidad. Con absoluto buen gusto y un manejo del lenguaje impresionante, siempre consigue maravillarme. Archivo Dickinson, El arte del error e Interludio en Berlín son algunos de sus libros ineludibles. Por mi parte voy a recomendarte especialmente éste último, ya que es un poemario delicioso, muy bien escrito, que está a mitad de camino entre la extranjería y la infancia.




Robin Myers

La poesía de Myers me impactó profundamente. Llegué a ella hace muy poquito, con la lectura de su poemario Tener (Kriller 71), que es una joya maravillosa que trabaja el tema de la mutación de la memoria de acuerdo al paso del tiempo y la forma en la que la propia identidad se ve afectada por la orfandad y otras situaciones determinantes de la infancia. Sobre él escribí aquí y pronto volveré a leerla porque acabo de recibir Lo demás también publicado por Kriller 71. ¡Nadie debería dejar de leer a Myers!

Andrea Valdés

Distraídos venceremos de Andrea Valdés es un libro de lecturas y experiencias del que he notado que se ha hablado poco. Mucho menos sin duda de lo que el libro se merece. En él, la autora se adapta a una búsqueda tan llena de rabia como de acierto en torno a la escritura autobiográfica. Construye así una serie de teorías sobre el oficio y su relación con lo personal y lo colectivo, partiendo o mezclando el trabajo de diversos autores y autoras latinoamericanos. Hay una voz potentísima en ese libro, que va leyendo y subrayando a Maura Lopes Cançado, Severo Sarduy, Héctor Viel Temperley, Mario Levrero y Gloria Anzaldúa, entre otras voces que estuvieron antes y que en mayor o menor medida fueron silenciadas en algún aspecto por el contexto y que, sin embargo, supieron construir una estética de lo autobiográfico muy peculiar, allí donde ficción y vida se dan un abrazo. Estamos ante un ensayo maravilloso, escrito con buen gusto y una inteligencia desbordante. Queremos leer más de Andrea Valdés, ¡sin ninguna duda!



Pilar Bellver

No hay mucho más que pueda decirse de una autora a la que admiro profundamente. No sólo por su línea de pensamiento y su lucidez sino por su creatividad. Su novela V y V. Violación y venganza (Dos Bigotes) es una de las mejores y épicas novelas sobre la forma en la que se gesta la violencia y cómo puede transformar nuestras vidas. Asimismo es un aullido de guerra contra la violencia machista: un grito al que me aferro y que me ayuda a creer en que otro mundo, y otra literatura es posible. Bellver es una de las pensadoras más valientes de nuestro tiempo, y su lucha desde la literatura y también desde la teoría me parece realmente maravillosa. No dejes de leerla. Aquí puedes leer algo sobre su relato "A Virginia le gustaba Vita"

Jeanette Winterson

No había leído nada de Winterson. Me la recomendó un amigo y una amiga puso remiendo a este terrible error regalándome un ejemplar de Escrito sobre el cuerpo. Cómo he podido vivir sin leerla. Eso es lo que ahora me pregunto. Es éste un libro maravilloso sobre el que seguramente escribiré muy pronto, en cuanto lo termine. De momento, puedo decir que la poética de Winterson me resulta estimulante y me llena de asombro. Hay una manera de rodear los asuntos desde las neurosis que provocan que me parece interesantísimo desde el punto de vista estético. Otra de las cosas a destacar es la reflexión en torno a la inmensa dificultad que supone mantenerse a salvo de las heridas cuando se trata del amor. Cabe un mundo entero en esta idea y sobre él tendremos que pensar y decidir nosotras.




María Fernanda Ampuero

Muchos conocimos a María Fernanda Ampuero con su libro Pelea de gallos (Páginas de Espuma). A través de diversos relatos con tramas muy bien construidas, podemos reflexionar en torno a la violencia familiar y la importancia de la lucha feminista contra ese terror de nuestra sociedad. La myor parte de los maltratos se dan en el círculo íntimo, y la mayoría de los personajes de este libro lo saben y luchan contra ese monstruo, ofreciéndonos maravillosas ideas para la venganza. La idea de que juntas podemos es otro de los eslabones del libro. Sobre esa lucha colectiva y sobre la importancia de ponerle fin al sistema patriarcal giran la mayoría de los cuentos: escritos con valentía y oficio. Un libro fabuloso que nadie debería perderse.

Mónica Ojeda

De Ojeda se ha escrito muchísimo. Sin embargo, nunca lees lo suficiente porque al meterte en cualquiera de sus libros te sacuden de una forma nueva, insólita. Su narrativa tiene la fuerza de los huracanes, la mordida de un cocodrilo y la lucidez de un relámpago.Su voz libertaria y combativa me parece imprescindible para estos tiempos que corren. Su novela Nefando (Candaya) escrita con una narrativa contundente permite una observación en torno a los límites del horror y su roce con lo moral. Ojeda traspasa todos los límites y busca una nueva forma de explicar el mundo de lo íntimo, donde deseo y culpa siempre han controlado el resultado de la guerra.

Erika Martínez

Se habla poco de Martínez. Es la mejor poeta de nuestra generación y se habla poco de ella. Hay que leer Bajo techo y Chocar con algo. Debajo de su poesía racionalista hay un trabajo increíble de lenguaje y de percepción. Martínez es brillante. Inteligente. Honesta. Guerrera. Hace poco recomendé su libro Quiroga íntimo (Páginas de Espuma). Pienso que cualquiera de sus obras puede servirnos para acercarnos a su entendimiento de la vida, si es que eso se puede, porque la mirada luminosa de su voz atraviesa todo lo que escribe. Nadie debería dejar de leerla.

Rocío Cerón

Su voz comienza a sonar en España gracias a la editorial Liliputienses. La poesía de Cerón está absolutamente desprendida de modelos estructurados y tiene una fuerza y una línea de pensamiento clara. Sobre su libro Observante, escribí aquí. Pienso que la suya es una poética necesaria en estos tiempos dogmáticos que nos toca vivir, para aprender a volar a través del lenguaje y pensarnos desde otra perspectiva.



2 Comentarios

  1. ¡Hola! Tienes razón en que es una pena que todavía sean necesarias esas entradas que buscan visibilizar el trabajo de la mujer. No conocía a muchas de las autoras que nos pones, así que me llevo más de una apuntada. ¡Muchas gracias! ¡Un besito y hasta la próxima entrada! Mo-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tu comentario, Mónica! Me hace mucha ilusión que les des una oportunidad a alguna de estas autoras porque creo que son realmente fabulosas. Nos leemos, amiga. Un abrazo.

      Eliminar